Bodas ‘low cost’. Bodas alternativas, bodas originales, bodas baratas

Regalos, alquiler de coches, hoteles,  viajes y fotógrafos de boda han convertido los enlaces matrimoniales en eventos de lujo en comunidades como Madrid

El acto que en un principio fue concebido como la unión ante Dios o ante la sociedad entre dos personas, se ha ido transformando, con el paso del tiempo, en un desembolso económico a prueba de pocos bolsillos.  Fotógrafos, regalos de boda originales, alquiler de coches, invitaciones y un largo etcétera de extras encarecen el evento.

Cada vez es más frecuente,  más aún en tiempos de crisis, ver cómo muchas parejas planean una boda con un presupuesto muy por encima de sus posibilidades monetarias reales. Hay quienes se muestran encantados con tener en ese día tan especial todo el lujo y el oropel y están dispuestos a gastar miles de euros, pero muchos otros no comulgan con la idea de hipotecarse -o de hipotecar a sus padres- por disfrutar de una boda en condiciones.

Atendiendo,  por ejemplo,  al simulador ofrecido por la web Nuvisweb.com, un presupuesto medio puede oscilar entre los 15.000 y los 25.000 euros, mientras que uno de más alta gama se puede disparar hasta los 60.000 euros. El límite -superior- lo marca uno mismo.

Los invitados,  obligados a pagar hasta 150 euros (en Madrid)

Con semejantes cantidades de ceros en las facturas de hoteles y restaurantes, lo habitual en las últimas décadas es pasar directamente la gorra entre los asistentes. Si antiguamente se estilaban los regalos -unas veces previsiables, otras veces originales- y las listas de boda, lo más frecuente en nuestros días es establecer un precio por persona para asistir al evento. En la actualidad, no es extraño un estándar de 150 euros para bodas, por ejemplo, en Madrid.

La invitación, por tanto, puede convertirse en castigo cuando se es invitado a más de una boda el mismo año, añadiendo además otro tanto dinero por pareja y más aún si también hay hijos de por medio.

Bodas alternativas, una opción razonable

Es por estos motivos, por los que cada vez surgen más alternativas a las bodas tradicionales, intentos de alejarse del ambiente de fingido lujo pretendido en muchos enlaces, muy distante de la realidad de la mayoría de la población.

La eclosión de Internet ha permitido al cliente indagar por la Red en busca de ofertas de hoteles, ofertas de viajes, invitaciones, alquiler de coches, autobuses, etc. Todo un mundo por explorar para reducir costes de la denominada boda tradicional.

Sin embargo, la opción de desmontar el ritual establecido es muy jugosa para aquellos que sólo quieren estampar su firma en un papel y pasar un bien día con familia y amigos. Otros, sencillamente optan por casarse en silencio, al más puro estilo de William Wallace, a ser posible en lo más profundo de un frondoso bosque de Escocia.

Webs como Bodaslowcost tratan de fomentar la creatividad para no terminar arruinando el bolsillo propio y el del invitado, mientras otras páginas de mayor calibre ofrecen foros con miles de participantes. Curiosamente, apenas es posible encontrar hombres en este mundillo reservado aparentemente sólo para mujeres.

El lujo no es una obligación

En definitiva, sólo cabe recomendar para estas ocasiones el sentarse un momento a reflexionar sobre qué es realmente importante, en cuánto valoramos las cosas y si merecerá la pena. Hay tantos gustos como personas en el mundo y tantas bodas ideales como personas dispuestas a casarse. Sólo es cuestión de encontrar la propia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s